9/3/07

LA INVESTIGACIÓN DE ACCIDENTES

Investigar es el conjunto de operaciones que se llevan a cabo por la curiosidad que sentimos por saber y conocer algo. Es preguntarnos qué pasa o que pasó ante un determinado fenómeno que se nos presenta. Investigar es buscar respuestas ante una duda o ante un determinado problema.

En la tarea de investigación de los accidentes de tráfico es condición necesaria la aplicación del método científico inductivo, mediante el cual se asciende lógicamente desde el conocimiento de los fenómenos, hechos o casos hasta la ley o principio que virtualmente los contiene o que se efectúa en todos ellos uniformemente. Es el método de investigación para el conocimiento de la realidad observable, que consiste en formularse interrogantes sobre esa realidad, con base en la teoría ya existente, tratando de hallar soluciones a los problemas planteados. El método científico se basa en la recopilación de datos, su ordenamiento y su posterior análisis. Los pasos, por tanto, que sigue el método Científico son:

Observación: el primer paso es la observación de los hechos y la anotación de lo observable, posterior ordenación, tabulación y selección de los datos obtenidos, para quedarse con los más representativos o más significativos para tratar de alcanzar la verdad objetiva.

Hipótesis: se desarrolla en esta etapa, el planteamiento de las hipótesis que expliquen los hechos ocurridos (observados). Este paso intenta explicar la relación causa – efecto entre los hechos. La hipótesis debe estar de acuerdo con lo que se pretende explicar (atingencia) y no se debe contraponer a otras generales ya aceptadas. La hipótesis debe tener matices predictivos, si es posible. Cuanto más simple sea, mas fácilmente demostrable (las hipótesis complejas, generalmente son reformulables en dos o más hipótesis simples). Está compuesta por enunciados teóricos probables, referentes a variables o relaciones entre ellas. En el campo de la investigación, la hipótesis, supone soluciones probables al problema de estudio.

Experimentación: La hipótesis debe poder ser comprobable experimentalmente por otros investigadores, es decir, debe ser reproducible. Debe ser comprobada en estudios controlados, con autentica veracidad.

El planteamiento de las hipótesis sobre el porqué (causas) irá referido al elemento o factor interviniente en el accidente, es decir, al hombre (conductor o peatón), al vehículo, y en su caso, a la vía, procurando que sean las más factibles y verosímiles, y expuestas, en principio, de forma escueta y sin previa valoración.

Una vez propuestas, como líneas de trabajo de investigación, y para cada uno de los factores del accidente, se realiza su justificación mediante un estudio razonado y objetivo sobre ellas, aceptándolas o descartándolas con el correspondiente apoyo en la cita literal e íntegra de las pruebas, testimonios, huellas, fotografías, tests de alcoholemia y conclusiones de informes periciales puntuales, contenidos en los documentos, llegando a la determinación, para cada hipótesis, de la probabilidad o no de la misma como “causa” del accidente objeto de investigación, y datos de él averiguados.

La investigación de accidentes debe contener aquellos documentos que puedan ser de interés, representaciones gráficas del lugar del siniestro (planos y croquis), declaraciones y manifestaciones de testigos, huellas o vestigios identificativos, fotografías y toda clase de materiales y hechos que puedan servir de apoyo a las conclusiones o declaraciones de los implicados en el accidente y de los posibles testigos presenciales. Teniendo siempre muy presente que cada accidente es diferente a los demás y presenta problemas específicos que hay que tratar de solventar.

Xavier Zubiri (Discurso premio Ramón y Cajal. 1982.): Lo que se investiga es “la verdad”, pero no una verdad de nuestras afirmaciones, sino la verdad de la realidad misma. Es la verdad por la que llamamos a lo real, realidad verdadera. Es una verdad de muchos órdenes: físico, matemático, biológico, astronómico, mental, social, histórico, filosófico, etcétera.