18/2/07

CAUSAS INDIRECTAS. RELATIVAS AL CONDUCTOR. (Causas físicas o somáticas) (2)

Para poder conducir, la DGT exige un mínimo de 0,5 de agudeza visual binocular (no valdría, por tanto, tener en un ojo 0,7 y en el otro 0,3), siendo 1 la ótima; sin embargo, un estudio del Colegio de Ópticos de Andalucía muestra que el 3 % de los conductores se encuentran en un límite inferior. Según Antonio Cantero -delegado en Sevilla del Colegio de Ópticos de Andalucía y principal promotor del estudio-, "de cada 100.000 conductores, 3.000 ven mal, lo que supone un grave peligro para la seguridad vial; sobre todo, porque la mayoría desconoce que tiene ese problema y no le pone remedio". Además, según una encuesta de CEA, se eleva a un 17 % el número de conductores que no utilizan la corrección necesaria (gafas o lentes de contacto) para sus problemas de visión a pesar de conocer sus deficiencias. Además, más del 50 % no revisa su vista con regularidad, y desconoce si tiene problemas de visión y en qué grado.
Con el fin de reducir el número de conductores que continúan al volante a pesar de sus problemas de visión. la DGT, la fundación Visión y Vida, la Federación Española de Asociaciones del Sector Óptico y el Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas han realizado una nueva campaña, bajo el lema "buena visión, mayor seguridad en el tráfico", para informar sobre los distintos problemas que afectan a la visión a conductores y peatones e instarles a revisarse la vista para prevenir, detectar y tratar cualquier disfunción visual.
Fuente: Revista Tráfico y Seguridad Vial. Nº. 182.